Seguimos en Burgosdijital.net

Seguimos en Burgosdijital.net
Nos hemos trasladado a Burgosdijital.net

jueves, 30 de diciembre de 2010

El ayuntamiento de Burgos compra las estatuas "al kilo"

Es posible que esto no sea noticia.  A buen seguro algunas personas ya lo sabían y casi todas lo sospechábamos.  Sí amigos y amigas, el ayuntamiento de Burgos, ciudad candidata a ser capital europea de la cultura en 2016 compra las "estatuas" al kilo.  El "Comando Cartulina" nos ha hecho llegar unas esclarecedoras fotos en las que se anuncia o denuncia según se mire, el precio de algunas de las obras maestras instaladas recientemente en nuestra ciudad.  Las tres esculturas que se muestran a continuación pertenecen al catálogo de la empresa Alfa Arte.

El búho del parque de San Agustín cuesta 12.385 euros  
Las niñas del corro de la patata del mismo parque es algo más cara.

  
Los dos niños jugando a las canicas del parque de Venerables cuestan lo mismo
                      que el anterior grupo de tres... (misterios del arte)

Como en nuestro blog, a diferencia de otros medios de más solera, tenemos la costumbre de verificar la información que nos llega, mostramos a su vez el enlace en el que podrán comprobar que el Comando Cartulina está en lo cierto
                                       .http://www.alfaarte.com/cast/grandeses_series.php

Aiman

Aiman

                                           el drama de la emigración deja huella en el país de origen siempre                                                                                                   esperamos tu regreso
                            

viernes, 24 de diciembre de 2010

La agenda cultural de Burgos y Diario de Burgos


     En estos meses, -en que las palabras “Cultura” y “Burgos” aparecen sin cesar en eslóganes de sobra conocidos-, conviene pensar en quienes llevan años emprendiendo iniciativas culturales de diversos tipos. Nos referimos a grupos musicales, escritores, pintores, fotógrafos… Y también a los locales de ocio que han venido albergando y promoviendo tales actividades. A la mente de cualquiera viene el recuerdo de bares míticos como el “Cafeto Madrid” o el “Mármedi”.

      Un referente actual es el "Bardeblás". Desde hace más de seis años viene ofreciendo conciertos, exposiciones, mercadillos solidarios, fiestas temáticas, concursos de microrrelatos, sesiones de pinchadiscos, etc. Su esfuerzo es loable.

      Resulta que en las paredes del "Bardeblás" hay colocado un manifiesto del bar donde se comunica que “Diario de Burgos” no incluye las actividades del "Bardeblás" en su agenda cultural. Según "Bardeblás", se debe a que el local no está suscrito a “Diario de Burgos”, y su periódico no se haya en el local. Se da a entender que es una represalia del diario por no comprar sus periódicos.

      Consultado al respecto, “Diario de Burgos” no ofrece su versión sobre este asunto. No aclara si ha sido un mal entendido, o hay otras razones para no anunciar la agenda cultural de "Bardeblás".
´
     ¿Tan ofendido está “Diario de Burgos” que sacrifica la información por una cuestión de orgullo? ¿Se pretende con ello ningunear la labor del local? ¿Merece la pena?

     Al contrario. De ser cierto, la conclusión es que la agenda cultural de Burgos es más abundante y variada que la agenda de “Diario de Burgos”. Y es “Diario de Burgos” quien se resta valor a sí mismo ignorando una parcela importante de la cultura en nuestra ciudad.  Esta es la razón por la que desde nuestro blog  ofrecemos el enlace en el que pueden consultar la programación de este bar.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Burgos, Re-construción y re-endeudamiento, todo un paradigma del callejón sin salida.

Paseaba el otro martes, con un grupo de amigos por la plaza de la Catedral siglo XXI y, no podía ser menos, surgió la conversación/discusión acerca de los proyectos de Re-invención urbana abanderados por nuestros próceres municipales, más aún pisando uno de los mencionados Re-embaldosados. Los comentarios como pueden ustedes imaginar fueron de lo más dispares, e incluso controvertidos, cerrando la discusión uno de ellos que fue tajante, y rezaba salmódicamente algo así como: “aunque no nos guste estos proyectos generan empleo y riqueza”. Me pareció estar oyendo glosar las bondades de la dieta mediterránea en nuestro país, que nadie sabe exactamente que significa, más aún en un escenario en el que la obesidad, incluida la de nuestros retoños, crece y crece, más que la comentada gordura de los estadounidenses.

            Re-tomando el argumento anterior, parece razonable, en el sistema que nos encontramos que el crecimiento y el Re-crecimiento son positivos en sí mismos, esto es un axioma irrefutable tanto en las clases populares, como en las académicas que se supone que saben de lo que hablan, a fin de cuenta todos queremos más cantidad, más veces y más rápido. Ante esto sólo puedo suspirar con cierto abatimiento y cansancio, pero también con duda contrastada, así que no puedo dejar de preguntarme…

¿Será verdad que Re-embaldosar la plaza de la Catedral Siglo XXI, Re-inventar el Paseo de la Isla, Re-cambiar las farolas de multitud de calles, Re-construir el puente de Gasset –catalogado Bien de Interés Cultural, el que ya no existe claro-,…es intrínsecamente bueno para “todos y todas” los habitantes de la ciudad, y nos trae bienestar y lo que algunos denominan “desarrollo”?

            En primer lugar, me parece acertado recapacitar qué entendemos individual y colectivamente por bienestar, más aún cuando los recursos que se agotan en esta Re-conversión del paisaje urbano son públicos, es decir, aportados y compartidos por todos los vecinos. En un sistema que se precia de participativo, y una buena democracia debería serlo, y sin complejos, y no me refiero a esa inconsistencia alienante de las urnas cada periodo legislativo, si no a una participación significativa, responsable, controvertida, de la que los representantes municipales deberían ser únicamente los guardianes de las decisiones tomadas en asambleas urbanas. Ya sé que esto es política ficción, y que las decisiones cuantas menos personas las tomen más capacidad e influencia para aquellos que tienen abiertas las puertas de los despachos oficiales. Y algunos que ocupan despachos Re-bosan ambición, y ya sueñan con el gran despacho tras las elecciones de mayo. Este es la razón de la democracia representativa, mientras miles nos esforzamos en reflexionar el sentido de nuestro voto y en arrastrar nuestra papeleta a la urna correspondiente, los que realmente saben lo que nos interesa, -que obviamente son pocos- lo arreglan con una llamada de teléfono, una visita oportuna, una mariscada o unas vacaciones en su chalet de la Costa Azul. ¿Serán éstas las decisiones que generan bienestar público y desarrollo general? No niego yo que algunos obreros y empleados de estas obras se beneficien con los salarios que perciben, asimismo los suministradores de baldosas y demás material también percibirán algunos réditos, sin embargo, resulta llamativo, cuando no sospechoso que un Ayuntamiento que recorta de forma incesante de todas las partidas, -y carezco de espacio para pormenorizarlo, sigan ustedes la prensa-, se emplee a fondo para justificar obras y Re-formas que carecen de demanda social -¿quizá se tropezaban los peregrinos y turistas en los adoquines de la Plaza Catedral Siglo XX?-, no aportan cambios significativos, y mucho menos demandados, y además inciden en un modelo –aunque esto iría en sensibilidades- anodino que Re-pite hasta la saciedad el mobiliario urbano que uno se puede encontrar desde Varsovia hasta Oviedo, parece que todas las ciudades se Re-inventen a un tiempo.

            Re-tomando la reflexión, un tanto perdida, el bienestar público sería el que decidieran los ciudadanos, no el que imponen grupos de presión bien conectados a los aparatos de poder encargados de ganar elecciones en un sistema empobrecido y carente de debate, que en esta ciudad todo apunta a determinados grupos empresariales y personas encargados del Re-mozamiento de la vía pública, el trasiego de la baldosa y el cemento, y a expertos del gasto de los dineros públicos de forma impúdica. Más tenebrosas resultan estas actuaciones cuando el Ayuntamiento anuncia que tiene que pedir un préstamo para abonar la deuda que acarrea…, y me pregunto sobrecogido ¿dónde está la ciudadanía para pedir explicaciones? Todo este embrollo me recuerda a un amigo que se le ocurrió Re-mozar el salón de su casa cuando le habían hecho un ERE en la fábrica y su familia le dejó Re-hacer…

            Acaso bajo las tierras arcillosas de la Isla hallen el Tesoro escondido del Mariscal francés que ordenó la creación de tal espacio, y nosotros humildes hormiguitas que sólo servimos para tributar, pagar las multas y saltar de alegría cuando seleccionan a la ciudad Re-inventada como candidata a no sé que evento en el 2016 – que tampoco está claro quién va a pagar- no sabemos de estas cosas, pero todo me hace pensar que caminamos colectivamente, como ya estamos sufriendo hacia una aporía del sistema, o en roman paladino, hacia un callejón sin salida. Inversiones aparentemente públicas que revierten principalmente en el enriquecimiento privado de unos pocos con nombre y apellidos, y al mismo tiempo, ostentosos Re-cortes que afean otros aspectos de la vida social de la ciudad: área de salud y bienestar, área de servicios sociales, área de movilidad y transportes, etc… -¿Por qué no dotamos a la ciudad de una buena red de guarderías, o mejoramos el transporte público que alivie los atascos o generamos redes de participación y convivencia o lo que se nos ocurra entre todos?-

Y cuando la situación sea insostenible la deuda generada caerá sobre nosotros o sobre nuestros hijos, pero eso sí la pagaremos colectivamente, entre todos, en ese momento sí invocarán la solidaridad vecinal y la responsabilidad colectiva… ¿Les suena el cuento? Quizá el “desarrollo” por sí mismo, o lo que denominamos así hasta el momento no nos aporte más bienestar real, si no muchos quebraderos de cabeza presentes y futuros, merece la pena que reflexionemos sobre ello, ¿no creéis?

Y en la próxima entrega:…las super-infraestructuras cuasi-inútiles y despilfarradoras: El flamante  Aeropuerto de Burgos.

                                                                      Juan Pérez.

martes, 21 de diciembre de 2010

Adiós a la edad de la inocencia.

  Metáfora del Estado español  
       Este año he hecho una excepción en mi costumbre de pasar del día de la constitución.  He de admitirlo, me pudo el morbo de ver a los representantes de la soberanía nacional hacer el paripé en el día más simbólico de la democracia española bajo el estado de alerta.  Ha sido la guinda del pastel en el año de la pérdida de la inocencia.  Y no es que me considerara crédulo o iluso.  Nunca aprecié el refrito constitucional.  Era de los que, con la boca pequeña, decía que no me tragaba lo del estado de derecho tal y como estaba montado.  Digamos que tenía una   sospecha fundada del  tinglado aunque  de alguna forma, aceptaba el discurso oficial puesto que  creía en la posibilidad remota de la  autocorrección del sistema.
       De un tiempo a esta parte he cambiado.  La sospecha devino  en certeza y si algo he sacado de positivo de esta crisis es que ahora veo la cara real del poder sin maquillajes con todas sus cicatrices y hasta oler su aliento fétido.  Es en este sentido en el que contemplé el teatrillo del Congreso de los Diputados  el pasado 6 de diciembre.  Un Congreso en donde el mármol veteado se me hizo de polyspán y cartón-piedra y al que observé como a la falsa careta del poder en el suelo.   Ahí estaban los monigotes de diferentes colores hablando de la vigencia del texto antes de  terminar de amortajar  lo que otros mataron el “estado social y democrático…la libertad, la justicia, la igualdad…”(Art.1 título preliminar).
       El año ha sido tozudo en pruebas.  Todos los poderes están en escombros: el ejecutivo, y el legislativo, que de hecho en España nunca han estado diferenciados, y el judicial.  Los consejos de administración de los bancos dictan a los gobiernos la agenda como si de protectorados coloniales se trataran.  Por no hablar, del manoseo nauseabundo de la diplomacia americana española y mundial en los asuntos más variados, ya no tan ajenos a la ciudadanía gracias a Wikileaks a la que nunca darán el Nóbel.  Así  nadie tendrá que impedirle que vaya a recogerlo.
       Sí, se han caído las caretas. Los Reyes Magos, el ratoncito Pérez y ahora la mala fábula de democracia  de Cuéntame y Victoria Prego,  y así la edad  la inocencia ha dado paso a la edad de la conciencia.  La de la madurez de quien no se resigna a actuar contra el poder real mientras pisotea la careta de quien sólo le sirve de cuartada.

                                                                                                            Finito de Gamonal

domingo, 19 de diciembre de 2010

un 23 cualquiera

                                                           
                                                                  un 23 de abril cualquiera

sábado, 18 de diciembre de 2010

Gracias Enrique


El Albahicín está de luto, hasta el agua está llorando,
cantaba la rumba canalla por boca de Bambino..."soy lo prohibido..." ,
epitafio de la noche eterna y sus vasos perennes con hielo,
de pitillos palpitantes entre los dedos...teñidos de emoción crepuscular.

Vazquez Montalban , Antonio Vega, Saramago, Gato Pérez , Enrique Urquijo,...
cuando teníamos lija dentro de los párpados de tanta amarga ida,
un contestatario y transgesor Enrique Morente,humilde hasta en las despedidas
arranca por soleares y se nos va....

Y yo ...que nunca he sido adulador, sabiendo de nuestra debilidad...
me quedo como la luz de la mañana en esta fría estación,
que aguarda el sol de membrillo, mientras el cierzo nos corta más que la respiración,
para volver a recordarnos lo único que merece la pena en esta efímera vida...
amor y compromiso ,

El último timón hacia parajes soleados.

Mañana será otro día , pero el reloj, ese reloj pequeño que lucía el maestro,
no será llenado con la arena de su voz.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Cuestión de prioridades


     “Hasta hace aproximadamente dos años, con mayor o menor fortuna, créame que no había tenido problema para encontrar trabajo...Pero llevo todo este tiempo en la estacada, y por más que busco y busco, no hay manera…
      Agoté el paro que tenía acumulado, después el subsidio, y finalmente la ayuda de Zapatero…
Nunca antes había venido a un sitio de éstos a pedir ayuda, pero lo cierto es que ya no sé qué hacer...Tengo dos hijos, una hipoteca..., ya sabe...”

     Cada vez resulta más habitual escuchar relatos como éste entre las paredes de los llamados Servicios Sociales, aquellos que tradicionalmente parecían reservados a ciertas personas inmersas en graves procesos de exclusión social, al otro lado de una línea que muchos de nosotros jamás habríamos imaginado poder llegar a cruzar en algún momento
     Son estos nuevos “usuarios” de Servicios Sociales los que acuden a nuestros despachos, en ocasiones azorados, y cada vez en mayor número, esperando encontrar respuesta en una de las patas del llamado Estado de Bienestar de la que seguramente pocas veces habían oído hablar.
     Resulta evidente el hecho de encontrarnos atravesando una situación socioeconómica que está arrojando a la cuneta a cada vez mayor número de ciudadanos. Se me antoja la imagen del toro mecánico de las fiestas de los pueblos, que de un tiempo a esta parte habría ido aumentando su potencia de manera gradual y constante, siendo cada vez más aquellos que, antes asidos con dificultad, ahora terminan cayendo, en ocasiones con gran violencia.
     Resultaría lógico pensar que, en esta coyuntura, nuestras instituciones deberían reforzarse para ser capaces de dar una respuesta de calidad a sus ciudadanos más azotados (sin pretender referirnos a un mero asistencialismo).
     Es en cambio, entonces, cuando se nos pide un esfuerzo común y “solidario” para la aceptación, entre otras cosas, de un recorte del gasto público, dentro del cual, la partida de “lo social” es una de las primeras, si no la primera, que normalmente empieza a descolgarse.
     Keynes sí, Keynes no..,al margen de la teoría económica que queramos adoptar, sí parece hacer aguas a todas luces el razonamiento que pretende justificar la necesidad imperiosa de este “tijeretazo”, cuando se observan, por otra parte y de manera simultánea, fuertes inversiones de dinero público en otros sectores y proyectos de justificación y prioridad altamente dudosos.
     Y no sólo es el montante de la dotación presupuestaria de estos Servicios Sociales el que podría hacernos preocupar, sino también otros movimientos que observamos se vienen produciendo en los mismos en los últimos tiempos, merecedores de un análisis más detallado del que aquí solamente se perfila:

*”Competiciones” entre Comunidades Autónomas por la reducción de listas y mejora de números en base a “prioridades políticas”.

* Aumento de servicios y prestaciones ofertados a bombo y platillo, sin la consiguiente dotación de medios y personal suficiente.

*Creciente externalización de servicios públicos, que dejan a estos, cada vez en mayor grado, en manos de la empresa privada.

*Aumento de la carga burocrática y pérdida de la dimensión transformadora de la intervención social, más allá de la simple gestión de prestaciones..

     Y en medio de todo esto, los técnicos de a pie, que en muchas ocasiones, la mayoría quiero pensar, desde una fuerte conciencia acerca de nuestra condición de servidores públicos, nos vemos atrapados entre la necesidad y voluntad de prestar un servicio de calidad, y la sensación de sentirnos rostro y manos de cierto mecanismo de control social, mercenarios de la rueda que oprime a las personas que atendemos, y a nosotros mismos.
     “Vuelva usted mañana”, se quejaba alguno hace ya cosa de un par de siglos. Ojalá pudiera decirle eso ahora. Sintiéndolo mucho, me temo que no voy a poder darle cita hasta dentro de un mes.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Calentando motores para la batalla de las pensiones. Vídeo de la manifestación en Burgos del 29-S


                                                                                                                                                            

Ya no pensábamos subirlo pero como la situación se caldea con el último decretazo y con la cuestión de las pensiones nosotros también vamos calentando motores.

viernes, 3 de diciembre de 2010

La historia más triste de Burgos




Lo cómico no es ridículo.  Lo que se muestra en este vídeo es una representación cómica para reivindicar el derecho de los ciudadanos a participar y decidir sobre la ciudad en la que viven.  Sin embargo la actuación del ayuntamiento al respecto de la obras en el parque de la Isla sólo puede ser descrita, en el más benévolo de los casos, de ridícula. 

El ayuntamiento de Burgos se ha visto obligado por la Confederación Hidrográfica del Duero a modificar una vez más el plan del "cementazo" de la Isla.  Recordemos que, debido a la presión ciudadana, tuvo que retirar del plan la construcción de un aparcamiento subterráneo y de un ambigú.  Posteriormente, Patrimonio el obligó a respetar el puente de Malatos, y como no hay dos sin tres la CHD le prohíbe ahora, la construcción de los cinco muelles-miradores para pescadores y dos de los cuatro gaviones proyectados. 

La chapuza y el ridículo del ayuntamiento en la Isla va camino de convertirse en una patata caliente para el gobierno de la ciudad a falta de unos meses para las elecciones.  ¿Por qué una obra que nadie ha pedido? ¿Por qué gastarnos 4 millones de euros con la crisis azotando a miles de burgaleses? ¿Por qué no se piden los permisos antes de empezar apresuradamente las obras? ¿Qué legitimidad tiene la empresa adjudicataria para acometer un proyecto modificado? ¿Quién va a pagar el mejor vallado que ha conocido la Península Ibérica, conocido ya en la ciudad como "el fortín"? ¿ Se va a reducir el presupuesto en el mismo sentido que el proyecto?

Son muchas las preguntas que se quedan sin respuesta aplicando el sentido común, y por eso mismo, emerge otra: ¿Qué se esconde realmente tras el proyecto del "cementazo" de la Isla?





sábado, 27 de noviembre de 2010

Estropicio y Lacayo en la Isla


Nos acaba de llegar la portada de una nueva novela de autor anónimo ambientada en la Isla de Burgos.
La novela es mala, y sus personajes patéticos.  En ella Estropicio y su loro Lacayo abren en canal toda la Isla, en busca de no se sabe qué, ante el cabreo creciente de sus habitantes.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Novias y novios cabreados por las obras en la Isla

  Esto es un anticipo del reportaje fotográfico y de vídeo que aparecerá próximamente en este blog.

     El sábado 20-N (qué casualidad), un grupo de novios y novias expresó su repulsa a las obras de la isla.  Todo el mundo en esta ciudad sabe que una boda sin foto en la  Isla, no es lo mismo, no es una boda.  La desolación de los concurrentes al ver el concienzudo vallado no impidió que los y las guapas novias pasaran un buen rato dejando claro que ni la Isla ni ningún otro espacio de la ciudad es patrimonio de ambiciosos concejales. 
     El paseo de la Isla no es sólo  los arcos de Castilfalé, la portada románica o sus frondosos árboles.  También lo conforman los gritos de los niños que lo han correteado, los pensamientos de los ancianos que pasean por él.  La Isla ha sido además mudo testigo de confidencias y promesas de amantes que, a buen seguro,  han encontrado en su espesura y en su ritmo pausado el espacio idóneo  para dar rienda suelta a su amor, a sus anhelos, a sus deseos.  Quizás sea ésta la razón por la que desde siempre, las novias y novios han elegido este espacio para inmortalizar uno de los días más importantes de sus vidas.
     El colectivo de novias y novios cabreados NNCC, quiso recordarle esto el pasado sábado 20-N a un ayuntamiento autoritario, que se niega a escuchar y cuya fiebre por el granito no parece que responda a los intereses de la ciudad.

Las primeras parejas comienzan a llegar

Hubo tiempo para la sensualidad
...y posados con mucho estilo.
Los sones de la marcha nupcial acompañaron a los orgullosos novios.
La presencia de las vallas consternaron a las parejas.
Las parejas tuvieron finalmente su foto de boda en la Isla...
Un poco extraña eso sí
Atención al conejo.

Manifestación contra el "cementazo" de la Isla en Burgos

video

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Qué es Burgosdijital?

Buena pregunta. Aún no lo sabemos. El experimento posee la textura viscosa e informe de un feto, y también su potencialidad. No sabemos si será niño o niña aunque tampoco nos importa, el día a día conformará nuestra esencia. Este misterio no nos impide, sin embargo, aclarar algunas de las características de los que conformamos este proyecto.

Partimos de la reflexión de que los medios de intoxicación son lacayos al dictado de la tiranía financiera y política. Su labor consiste en repetir hasta la saciedad las "verdades" del poder, hurtar los debates sustanciales a la sociedad, dopar el pensamiento único y amordazar a la libertad y a lo que queda de democracia. Ante esta situación, Burgosdijital se revela dando voz a los otros, a los que desenmascaran los intereses y las contradicciones de un discurso del poder travestido en fe incuestionable.

No nos vamos a ir lejos. Lo vamos a hacer desde nuestra ciudad , Burgos. La capital de la España de Franco, la del genocida Yagüe, la de la trilogía (curas, monjas, y militares). A veces parece que nuestra ciudad es el paradigma del conservadurismo. Sin embargo, la historia, escrita por los vencedores, se constituye a su vez en una herramienta del poder que se esfuerza en hacer desaparecer de la memoria a quienes previamente trató de eliminar físicamente. Burgos, es también, aunque a veces se nos olvide, la ciudad de Antonio José, de Luis Martín Santos, de Virgilio Mazuela, de Gonzalo Anaya, de los vecinos de Eladio Perlado, y de tantos otros, algunos de los cuales se encuentran en las cunetas de las carreteras por haber defendido sus ideas y la libertad. 

Ni en su pasado, ni en su presente Burgos ha sido tan monolítica como  los emborronadores de páginas nos pretenden hacer creer. Nos reivindicamos herederos de todos ellos, y enarbolando sus banderas rojas, rojinegras, republicanas, moradas o arcoiris damos un paso al frente y nos reclamamos protagonistas de nuestro momento histórico en nuestra ciudad. 

Hola a todos aquí estamos.